“Adaptarse o perecer” El dilema de las empresas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La respuesta parece obvia, pero a raíz de la pandemia, muchas cosas han tenido que cambiar. 

Las empresas se vieron obligadas a reinventarse para sobrellevar la crisis sanitaria que ha golpeado fuertemente al mundo. Para mantener la continuidad de sus negocios, la mayoría ha tenido que enfrentarse a la tan temida, anteriormente, transformación digital, cambiando así la forma de operar para seguir brindando el mismo valor que merecen sus clientes. Muchos pensarán que este proceso funciona como una curita en la piel, pero no es así, este nuevo proceso vivirá en el ADN de lo que todos llamamos: la nueva normalidad.

¿Cómo pueden las empresas adaptarse a este proceso de evolución sin morir en el intento?

Una gran pregunta que se resuelve con tecnología. 

Hoy mas que nunca, las compañías ven en la tecnología el aliado para resolver de forma rápida aquellos nudos que se han puesto en evidencia en sus organizaciones, qué podrían afectar su relación con clientes, proveedores y aliados.

Es por ello que en la nueva “normalidad”, las empresas tienen que atender las necesidades de sus empleados, pensando en el equilibrio que se crea combinando el trabajo presencial con el teletrabajo, para así sacarle el mayor provecho a una tendencia que llegó para quedarse.

Las compañías deben de asegurarse que su personal sea capaz de trabajar en equipo de forma remota, liderando entornos virtuales, adaptándose y aprendiendo continuamente, todo esto para asegurar el crecimiento y mantenimiento de la misma. 

La implementación ágil, segura y productiva de la tecnología es vital para cualquier empresa que quiera mantener su servicio de calidad constante, ya que la pandemia no estaba presupuestado y de pronto la teníamos encima. 

Para ello, las compañías tienen que disponer de espacios de capacitación, conectividad y herramientas adecuadas como computadoras portátiles y aplicaciones para el teletrabajo. Sumado a esto es importante que se brinde soporte técnico eficaz y herramientas de acceso a escritorio remotas. 

Es fundamental una orientación sobre los nuevos patrones de consumo y comportamiento post-COVID 19, para aumentar el engagement con los clientes será sumamente importante la hyperpersonalización de la oferta o el marketing de forma directa.

Además, las marcas que apuesten por el diseño y la investigación, utilizando sus canales digitales al máximo y centrándose en las necesidades del usuario como modelo de negocio, verán recompensados sus esfuerzos en forma de resultados.

El coronavirus y su pandemia trajo a la mesa una discusión clara y abrupta: las habilidades digitales eran y serán las bases de que una empresa avance. Queda claro que digitalizar no es el único paso en una transformación tecnológica, se necesita un impacto mayor como el que ha tenido la pandemia para potenciar todas esas habilidades digitales que nos guiarán en el “new normal”.

Muchas personas y empresas quedaron rezagadas por la falta de “Skills Digitales”, sino logramos apoyarlos terminarán sin encajar en el nuevo normal digital.

Aún hay muchas preguntas en el aire, lo que sí queda claro es que las reglas del juego cambiaron para siempre y que en mundo post COVID-19 solo sobrevivirán las empresas más aptas.

Karen Chacón – Gerente de Servicio al Cliente

Telecable Empresarial